Revelando.Para los amantes del video y el cine, Canon presenta la EOS C70.


Ya nos estamos acostumbrando a ese nuevo virus que acecha las oficinas comerciales de los grandes fabricantes de cámaras. Entre los síntomas característicos, el principal es obligar a la gente de marketing a mezclar en sus nuevos productos, todos los avances tecnológicos que tengan a mano combinándolos de la forma mas anti-ergonómica que se les pueda imaginar. Aparatos Frankenstein que capturan imágenes fijas y video a 4, 6, 8 o mas K, gran cantidad de megapíxeles, rangos dinámicos siderales, nuevas monturas de lentes, tamaños de sensores más grandes. Por supuesto, no deben olvidar utilizar siempre terminología confusa o engañosa.

Con esta catarsis previa, les quiero presentar un nuevo producto de la empresa Canon que seguramente se ha visto afectado por el nuevo virus. Pero esta vez no es una cámara fotográfica, sino una diseñada específicamente para video, pero metida a presión dentro de un body simil mirrorless. Un híbrido bastante extraño de la familia Cinema EOS.

La Nikon D90, alla por el 2008, fue la primera cámara DSLR que permitió al usuario versatilidad y calidad de grabación en video HD, aún ante la necesidad de utilizar trípodes, steadycam, rigs, gimbal e innumerables cantidad de accesorios para lograr algo de estabilidad en las tomas debido a su peso y tamaño reducido.

Teniendo en cuenta esto y la extraña ergonomía de esta nueva CANON EOS C70, es más que obvio que estamos ante un producto pensado íntegramente para el usuario DSLR que utiliza la cámara solo para videos, y no para usuarios avanzados en cine digital.

Aun así, tiene casi todas las bondades esperables de una cámara del segmento.

Como punto fuerte esta nueva Canon EOS C70, utiliza lentes con montura RF. Puente perfecto para que usuarios de la familia EOS puedan utilizar su equipo en aplicaciones cinematográficas. La empresa además anunció el lanzamiento de un adaptador óptico EF-EOS R 0.71x, un speedbooster que permite la utilización de la extensa colección de lentes EF full frame, ganando 1 paso de luz en la conversión.

Por supuesto, cuenta con un sistema independiente de enfriamiento por entrada de aire, lo que permite que la cámara grabe sin inconvenientes durante períodos prolongados.

Tiene un sensor digital DGO Super 35 y procesador DIGIC DV7 (el mismo que usa la EOS C300 Mark III) lo que permite esas clásicas imágenes con formato cinematográfico que la mayoría estamos acostumbrados a ver. Tecnología de grabación a doble nivel de lectura (DGO), donde cada píxel tiene dos niveles de ganancia diferentes: uno prioriza la saturación y la protección de las luces y el otro suprime el ruido en las sombras. Esto según la empresa, permite un rango dinámico de 16 pasos a resolución máxima de grabación 4K de 4096 x 2160 a 120 cuadros por segundo. En formato recortado se puede grabar hasta 180 cuadros por segundo en resolución FHD. Cuenta con 2 ranuras para memoria SD. Curiosamente NO graba en formato RAW, pero eso es una discusión que deberan tener aquellos videografos experimentados.

Tiene una pantalla giratoria táctil LCD de 3,5 pulgadas y 2,76 millones de puntos, pero no tiene visor electrónico. Un filtro ND motorizado integrado de hasta de 10 pasos, micrófono stereo, dos entradas de micrófono mini XLR, una jack 3.5mm, trece botones personalizables, salida HDMI y entrada para alimentación directa.

Un hibrido interesante si se busca algo compacto y liviano, pensado para videografos documentalistas, periodistas e incluso tan liviana como para colocarla en un dron.

Por ahora es solo un anuncio, para variar. Estara disponible en Noviembre de 2020. Ya se habian ilusionado?

Previous Pablo Sancho, moda, retrato y boudoir.
Next Costa Rica logró un cuarto lugar en la Copa Mundial de Fotografía

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *